Redes Sociales
[adrotate group="14"]

Historia

La Leyenda del bandolero enamorado Agustin Lorenzo

  •  
  •  
  • 10
  •  

Por: Sergio Flores Lopez

Saludos educandos, disfruten esta pequeña historia…..

Agustín Lorenzo “El Bandolero Enamorado”

Han existido a lo largo de la historia de nuestro querido Mexico, varios héroes, algunos famosos y otros no tanto pero que han enriquecido nuestro folclor ya que se han mantenido en el recuerdo oral de nuestros antepasados; esos Robin Hood, bandoleros que les robaban a los ricos para dárselos a los pobres como: Agapito Treviño “El Caballo Blanco” y no hablo de José Alfredo Jiménez…Chucho “El  Roto” entre muchos que existen en el país, fue Agustín Lorenzo, este ultimo personaje, hizo su aparición según nos relatan la memoria hablada probablemente a finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, en el que apareció el grupo de la Acordada (1703-1812) en la ruta de Querétaro.

Pintura: Carnaval de la Vida Mexicana: Agustín Lorenzo (Palacio de Bellas Artes)

La leyenda de la Epoca de la Colonia cuenta que fué de origen humilde y que desde niño recibió maltrato y puntapié. Aburrido de estas anomalías decidió escapar a la montaña, encontrando en ella diferentes indios con el mismo rencor. Liderando a estos forman su banda de asaltantes con la idea de recuperar la riqueza y vengar el maltrato recibido, así emprendió su carrera delictiva, asaltando la diligencia por todos los caminos sembrando el temor y odio de los ricos.

Agustin Lorenzo y su banda conocidos en Puebla como Los bandidos de Río Frío, ejerció sus actividades delictivas en la región de Huejotzingo, cuando todavía existían las corregidurias (Población de importancia al reinado español y administrado por un cacique). Según cuenta la leyenda que había una banda de forajidos formada por un hombre llamado Tierra Adentro, quien reconociendo la inteligencia y astucia de Agustín Lorenzo le entrego la Jefatura de la banda que asoló la región de Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Morelos y Guerrero (donde dejaron mas crónicas), esto se puede afirmar, por que las mismas Grutas de Cacahuamilpa fueron descubiertas por el, que sirvieron de refugio a los colegas del mismo dolor de Agustin Lorenzo en el Estado de Guerrero.

Ciertamente si Agustin Lorenzo era un bandolero, el pueblo encubría sus fechorías por que robaba a los ricos y ayudaba  a la gente de los pueblos que protegían sus múltiples huidas. Los nombres de los integrantes de esta banda era: Tierra Adentro, El Meco, El Zopilote, El Cordobés, El Grillo, El tocotín, El Pato, cada uno de ellos con características especiales y también con sus propias leyendas que le daban fuerza al grupo: Nadie tan audaz como el Zopilote, quien sabia explorar el terreno desde la copa de los árboles; entre ellos había un gachupin adinerado que regalo sus propiedades y era el Grillo, que despojado de sus tierras, se unió al grupo y El meco, el brazo derecho de Agustin Lorenzo, su alcahuete en el amor. Los bandoleros tenían su guarida entre la Sierra Nevada y las cuevas del Cerro Gordo entre el Popocatépetl  y el Iztaccíhuatl.

La historia de amor comienza cuando en la iglesia del Ex convento de Huejotzingo se conocen Agustín Lorenzo y Elena, la hija del corregidor, el amor nace cuando él le ofrece el agua bendita de la pila, y a partir de ese primer encuentro, ni él ni ella, pudieron pensar uno del otro. El destino quiso que así fuera. Ella una dama de Sociedad y él un Bandolero, su amor se veía alimentado por las carta que Agustín Lorenzo le enviaba a Elena con su amigo de aventuras el Meco quien disfrazado de carbonero o arriero, entraba a Huejotzingo para entregar los recados amoroso a la bella Elena. Ante el amor imposible, la única solución para que diera frutos su amor incondicional era la huída. Agustín Lorenzo le propone su plan a Elena: ella pensando en su padre, se niega al principio a a fugarse con el. En una segunda propuesta que Elena recibe en un baile, Agustín Lorenzo le propone que después de la fuga se casarán en una ceremonia sencilla, para lo cual, la banda rapta un sacerdote, quien es el que llevara a cabo la boda de  de los amantes.

Lugar donde se vieron por primera vez Agustin Alonso y Elena. El exconvento de San Miguel Arcángel, tiene una arquitectura de tipo colonial con subtipo plateresco, es uno de los cuatro primeros establecimientos franciscanos que se dedicaron en la Nueva España. En este templo se venera a San Miguel, patrono de Huejotzingo.

El Meco,  logra llegar al balcón de la amada y da el recado en mano propia en donde Agustín Lorenzo le comunicaba a Elena su decisión de raptarla a las doce de la noche y espera la señal convenida. Al romper el mensaje, da la respuesta de aceptación, entonces, la banda asalta por sorpresa la casa del corregidor y rapta a su hija, llevándola al Jefe Agustín Lorenzo a un lugar de la montaña, hoy la actual ruta rural-federal hacia el Popocatépetl atravesando del lado izquierdo el Municipio de San Andrés Cholula, con esta acción, los enamorados muestran a la sociedad que ante el amor no existen ni barreras, ni prejuicios sociales. El Corregidor, indignado por la acción de los malandrines, reúne al ejército de la zona, para perseguir a los forajidos. Una vez realizada la boda, lleva a cabo la fiesta y el baile, en eso estaban, cuando llega el ejército y quema la casa de donde supuestamente se encontraba la pareja, dentro la confusión el grupo logra huir. El Meco logra burlar al ejército, llevando a Elena por caminos intrincados de la Sierra Nevada que conoce como la palma de su mano, no asi corrió con la misma suerte Agustín Lorenzo que es capturado por la justicia junto con su compañero Tierra Adentro.

Después de las pesquisas, el Corregidor da la orden directa para preparar la pena de muerte de Agustín Lorenzo, el bandolero argumenta que él y Elena están legalmente casados, pero no para la Ley; las palabras no valen saliendo de un bandido. Al reorganizarse, llega la banda, y con ayuda de los Pobladores de Huejotzingo se dirigen al calabozo, que lo custodian, lo liberan, y haciendo distracciones con mosquetes y escopetones por toda la ciudad dividen al ejército en diferentes flancos, Agustín Lorenzo huye a la Sierra Nevada para encontrarse con el amor de su vida, con su hermosa y amada esposa, Elena. Cuenta la leyenda de la Epoca de la Colonia, que cansado de vivir solo, compartir parte de su vida con sus amigos, por sus fechorías y feliz de haber encontrado su motivo de vivir, se alejo de la adrenalina de las aventuras por todo el centro del país que recorrió, se dedico a la vida privada, tranquila y altruista.

Así termina esta historia de amor, que aún se representa en el conocido Carnaval del Municipio Huejotzingo en  Puebla, México; que se celebra desde 1868. Este famoso Carnaval inicia el fin de semana anterior al miércoles de ceniza y culmina el Martes. En él participan alrededor de doce mil personas que se disfrazan con máscaras, túnicas, gaznes, tocados de plumas, escudos y fusiles para transformar las calles del pueblo en un enorme escenario y representar en él, tres episodios que han marcado la historia de Huejotzingo.

Procesion del Carnaval de Huejotzingo

Como una gran obra de teatro que en tres actos resume, expresa y presenta al espectador la historia, cultura e identidad de un pueblo, revividos y encarnados por sus propios habitantes. Uno de estos episodios, de gran importancia para el Estado y para todo el país, es la Batalla de Puebla de 1862, en la que los mexicanos derrotaron al Ejército Francés. Para su representación, se forman diversos batallones que darán vida a ambos ejércitos. El ejército invasor se compone de zuavos, turcos y zapadores; mientras que el victorioso ejército mexicano está conformado por los indios serranos, zacapoaxtlas y apaches. Ambos bandos se enfrentan en una dura batalla, disparando sus mosquetes cargados con pólvora, que entre la humareda y el estruendo que provocan, dan un gran realismo a la escena. Sin embargo, la historia ha dicho ya cómo acabará este enfrentamiento: los franceses tendrán que sufrir, como cada año, su tradicional derrota.

La otra historia que se presenta es la del bandido, héroe, leyenda y, en algunos sitios, hasta santo, Agustín Lorenzo y su amada Elena; personaje de la colonia que se robó a la hija del Corregidor de Huejotzingo también está rodeada de elementos de gran espectacularidad. El bandido llega a caballo entre música, cohetes y tiros al pie del Palacio Municipal. Representando la gesta de el rapto, boda , persecución y liberación. En este momento es posible observar del otro lado de la plaza el tercer episodio que se representa durante el carnaval: un matrimonio indígena que simboliza la primera unión que se realizó en este lugar bajo el rito católico.

Además esta tradición mezcla ritos indígenas e influencias españolas. Sus orígenes se remotan a la época prehispánica, cuando los indígenas de Huejotzingo y Cholula realizaban ritos de danzas, cantos y ofrendas a los pies del Popocatépetl y del Izztacihuatl para pedir un buen año agrícola. Con el arribo de la orden Franciscana; en (1524) la celebración adquirió toques de arte y refinamiento, con la incorporación de compás, música prehispánica (tambor y teponaxtle y chirimía), música de viento y disfraces.

Sea cual fuera el origen de la integración de las tres historias lo cierto es que generaron una enorme tradición que, con algunos cambios, perdura con mucha fuerza. Tan es así que los Huejotzingas están seguros que su Carnavaly sus leyendas, nunca morirán, pues ni siquiera se suspendió en los difíciles años de la Revolución Mexicana cuando les fué prohibido usar mosquetones: entonces participaron con palos.

Bibliografia:
Crónicas de Huejotzingo

Fotografía:
a) Murales de Diego Rivera
“Agustín Lorenzo” (Museo Palacio de Bellas Artes).
b) Boceto: El Carnaval de Huejotzingo
Fernando Ramirez Osorio.
c) Batalla del carnaval de Huejotzingo.

Comentarios con Facebook:

el nuevo cronista light acido de cultura, historia y sociales

4 Comments

4 Comments

    You must be logged in to post a comment Login

    Leave a Reply

    Anunciantes

    Lo más Leído